TUI y Thomas Cook, dos de los más importantes touroperadores de Reino Unido, sufrieron unas pérdidas conjuntas de 13 millones de libras diarias (15 millones de euros) debido a las restricciones al tráfico aéreo por los efectos de la nube de ceniza volcánica.

Concretamente, TUI registró unas pérdidas de seis millones de libras (6,9 millones de euros) cada día de cancelaciones, cifra que en el caso de Thomas Cook ascendería a siete millones de libras (ocho millones de euros), según señaló el diario británico 'Independent'.