El grupo turístico alemán TUI --que cuenta entre sus principales accionistas con las españolas Riu, CAM y Grupo Matutes-- registró un beneficio neto de 421,7 millones de euros en los primeros nueve meses del año, lo que supone una mejora del 70% con respecto al registrado en el mismo periodo del ejercicio anterior. La facturación del grupo se situó en los 16.693 millones de euros, un 2,8% más que en los primeros nueve meses de 2006, mientras que el Ebitda ascendió a 689 millones de euros, un 25,7% más que entre enero y septiembre del ejercicio anterior. En cuanto al tercer trimestre del año, el grupo registró unos beneficios de 459,7 millones de euros, un 53,3% más frente a los 299,8 millones de euros del mismo periodo del año pasado. La facturación ascendió a 7.402 millones de euros, un 9,8% más.