El grupo turístico alemán TUI --participado por las firmas españolas Riu, CAM y Grupo Matutes-- registró una pérdida de 278 millones de euros en el primer trimestre, lo que se traduce en un incremento del 164% sobre el resultado negativo de 105 millones del mismo periodo del ejercicio anterior. La compañía atribuye este resultado negativo a la integración entre First Choice y la división turística de TUI, que supuso un sobrecoste de 69 millones de euros. Asimismo, en la pérdida del primer trimestre del año pasado se contabilizaron unas plusvalías de 181 millones por la desinversión de las terminales de Montreal y de la venta de la participación de Hapag-Lloyd en Lloyd AG.