TUI amplió su pérdida neta del primer trimestre del año de 116,5 a 166,8 millones de euros, debido a costes relacionados con la integración de First Choice Holidays. La compañía espera que los márgenes y las tasas de ocupación en su división de turismo sigan aumentando en los próximos meses gracias a los frutos de planes de reestructuración y la fuerte demanda en el sector de viajes.