Tudor ha obtenido un beneficio de 8.76 millones de euros durante el primer trimestre de su ejercicio fiscal (1 de mayo al 31 de julio), lo que supone un incremento del 131.1% respecto a los 3.8 millones obtenidos en el mismo período del año anterior . El importe neto de la cifra de negocio ascendió un 25.4% más, hasta los 100.1 millones de euros gracias al positivo comportamiento de la venta de las filiales portuguesas en el segmento de baterías industriales.