La subida desde los mínimos del año pasado, generada en importante soporte histórico, confirma en la zona de 4 euros una resistencia relevante.

Las pendientes de subida de Tubacex han sido exigentes, por lo que una reacción proporcional sería peligrosa para ciertos perfiles de inversión de más corto plazo.

Nótese cómo desde mediados de este año las caídas aguantan por encima de 2,75 euros, gestando un rango lateral.

La pérdida de este nivel favorece una profundización correctiva, por lo que vigilaríamos dicha cota.

Recomendación: MANTENER encima 2,75 euros.