Tubacex, segundo fabricante mundial de tubos sin soldadura en acero inoxidable, espera una recuperación de su actividad para final de año por una mayor actividad en Estados Unidos y porque la subida del precio del petróleo por encima de los 60 dólares el barril impulsará las inversiones en este sector. Tubacex ha celebrado hoy en Llodio (Álava) su junta general de accionistas, en la que se ha aprobado un dividendo de 0,1013 euros por acción, lo que supondrá un "pay-out" del 35% del beneficio neto de 2008 (37,58 millones). Así mismo, en la junta se ha anunciado la creación de una filial, Tubacex Innovation, que concentrará toda la actividad en I+D+i del grupo y tendrá sede en Llodio.