El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha recordado que el G-7 (que reúne a los siete países más industrializados del mundo) es el foro adecuado para discutir la cotización de las divisas. Tras pronunciar una conferencia sobre la economía de la zona euro, Trichet rha rehusado opinar sobre la actual fortaleza de la moneda única y ha asegurado no tener "nada que añadir ni retirar respecto a lo dicho la semana pasada en Viena". El presidente de la autoridad monetaria europea ha pedido en la capital austríaca "disciplina verbal" a los Gobiernos de la eurozona y les ha recordado la conveniencia de hablar con una sola voz en materia de tipos de cambio.