El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha pedido hoy que las sanciones para los países de la zona euro que incumplan los compromisos del Pacto de Estabilidad sean automáticas ya desde que se constaten y no se puedan derogar.
"Reforzar la gobernanza, la vigilancia mutua, es la enseñanza de la crisis", ha comentado tras haber propuesto la instauración de "un pequeño número de indicadores muy selectivos" como signos de alerta del incremento de las diferencias de competitividad de los países de la moneda única.