La economía global está todavía desacelerándose pero hay indicios de que puede estar cerca el punto de inflexión, en opinión de los gobernadores de los bancos centrales. El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, que preside el encuentro en el Banco Internacional de Pagos, indicó que es fundamental que vuelva la confianza para que la economía se vuelva a poner de pie. "Estamos en una situación en la que todavía observamos una desaceleración de la economía", expresó en un resumen de las conversaciones en Basilea.