El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, afirmó hoy que existen "señales de estabilización" en la economía del continente, pero que hay que seguir "alerta" y no asegurar que las dificultades económicas han pasado. En una rueda de prensa celebrada en la ciudad italiana de Venecia, tras la reunión del Consejo de Gobierno del BCE que decidió este jueves mantener en el 1 por ciento los tipos de interés, Trichet apostó por ser "cautos" y "prudentes" en lo relativo a la recuperación de la economía de la zona euro.