El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, destacó hoy que las recientes dificultades en los mercados financieros han incrementado la incertidumbre, y advirtió de que la institución vigilará "muy estrechamente" el desarrollo de los acontecimientos y su influencia en la economía. Trichet explicó en la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité de Política Monetaria del banco celebrada en Viena que el BCE está preparado para actuar de "manera oportuna" y contrarrestar los riesgos al alza que aparecen a medio plazo sobre la estabilidad de precios.
Asimismo, el presidente del instituto emisor europeo advirtió de la necesidad de continuar recopilando información y de mantener la cautela a la hora de valorar el desarrollo de los recientes acontecimientos y el impacto de la volatilidad de los mercados en la economía. Por otra parte, Trichet reiteró que las expectativas de crecimiento económico de la eurozona para 2008 se mantienen en torno al escenario previsto de crecimiento del PIB en torno al potencial del bloque.