La Comisión Europea señala que la actividad económica de la eurozona sigue siendo sólida, aunque advierte de riesgos bajistas para la previsión de crecimiento, debido a las turbulencias de los mercados financieros y la amenaza de un parón económico en EEUU. En su último informe sobre la economía de la zona euro, el Ejecutivo comunitario señala que el crecimiento seguirá siendo sólido en la segunda mitad del año tras haberse desacelerado inesperadamente al 0,3 por ciento en el segundo trimestre.
En el tercer y cuarto trimestres se recuperará el ritmo hasta alcanzar el 0,5 por ciento, según la Comisión, que destaca sus sólidos fundamentales y un entorno global todavía favorable. Sin embargo, advierte de los riesgos de contagio si se produce una ralentización más marcada en EEUU, a pesar de que hasta ahora la eurozona se ha mostrado resistente al deterioro de la economía estadounidense. Aumentan los riesgos El Ejecutivo comunitario asegura que 'como resultado de las turbulencias del mercado financiero, han aumentado de forma clara los riesgos de una rebaja en la previsión económica mundial, especialmente para 2008'. Si continúa esta situación 'durante algún tiempo', empeorarán las condiciones financieras y habrá menos crédito disponible. Asimismo, la confianza de empresarios y consumidores podría mermar si la crisis perdura. Si los riesgos de los que habla la Comisión se materializan, afectaría a la economía real en 2008 y años sucesivos, si bien podría notarse cierto impacto este mismo año.