El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, ha afirmado la situación de España y Portugal no es comparable a la de Grecia e informó de que el instituto emisor de la eurozona no se plantea la posibilidad de adquirir deuda soberana."Grecia y Portugal no están en el mismo barco, lo que resulta absolutamente obvio si se miran las cifras", dijo Trichet, quien añadió que "España no es Grecia", mientras subrayaba que la suspensión de pagos del país heleno "no es una posibilidad" y que no se ha discutido la necesidad de crear un procedimiento de insolvencia ordenada para los países, tal y como habían sugerido algunos países.