El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, dijo el martes que controlar las expectativas de inflación sigue siendo un objetivo clave para los que se encargan de la política monetaria, en particular en tiempos revueltos.
"Mantener las expectativas de inflación ancladas sigue siendo de importancia capital, bajo circunstancias excepcionales incluso más que en épocas normales", dijo Trichet durante un evento conmemorativo del 50 aniversario del Banco de la Reserva de Australia. "Nuestra estructura ha tenido éxito en este sentido hasta ahora".

"Estamos saliendo de las aguas desconocidas por las que hemos navegado en los últimos años. Pero como banqueros centrales siempre tenemos que encarar nuevos episodios de turbulencias en el plano económico y financiero", dijo.