La caída libre de la economía ha terminado, pero los bancos centrales y gobiernos aún tienen trabajo por delante porque los riesgos para la estabilidad financiera y el crecimiento económico amenazan con ser importantes, indicó el lunes Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo.