El presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, ha señalado que los últimos datos económicos de la zona euro son muy alentadores, aunque ha advertido de que no hay lugar para la autocomplacencia. A juicio de Trichet, la zona euro tiene que implementar más reformas estructurales si quiere aprovechar los beneficios de la moneda única y la actual recuperación económica. Tales reformas permitirán que la recuperación se generalice y se haga más duradera.