El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, advirtió el miércoles de que se prevé que el envejecimiento de la población ejerza una presión sobre el gasto público superior al 2,6 por ciento del producto interior bruto de la zona euro en 2050. No hizo referencias al clima económico o a los tipos de interés en su discurso.