El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, cree que la Unión Europea debe conceder ayudas al crédito a Grecia, pero no transferencias ni subvenciones.