Un tribunal europeo revocó el lunes una apelación de France Telecom contra una decisión de la Comisión Europea que ordena a la compañía devolver en torno a 1.000 millones en ayuda estatal ilegal. El Tribunal de Primera Instancia, el segundo tribunal europeo de mayor rango, respaldó la decisión de la Comisión de que France Telecom había recibido ayuda desde 1994 hasta 2002 en virtud de un régimen fiscal especial.