Los expertos de la firma de análisis Pantheon Macroeconomics creen que hay motivos más que suficientes para explicar la falta de impacto de la crisis en Cataluña en los mercados internacionales, a pesar de que los medios extranjeros están siguiendo casi con la misma intensidad la cuestión.

El pasado viernes el Senado español tenía en su agenda una de las citas más cruciales en sus 40 años de existencia, aprobar la aplicación del artículo 155. En esa jornada, casi 3.000 periodistas españoles y extranjeros se habían acreditado para la ocasión. La expectación en el mundo alcanzaba unos niveles de intensidad parecidos a los de los españoles. Sin embargo, los mercados parecen ver este problema más como un evento pintoresco que como un evento peligroso.

Los expertos de Pantheon Macroeconomics explican a la CNBC por qué el mercado está ignorando todo lo que pasa en Cataluña y no se sale de su senda alcista.

La explicación, obviamente, es más aplicable a los mercados internacionales que al español que, a pesar de ser el principal afectado, está resistiendo el golpe con bastante entereza y hoy lunes, por ejemplo, recupera a estas horas todo lo que cedió el viernes, cuando el parlamento catalán declaraba la república catalana. En lo que va de año, la bolsa española se apunta un 9% a pesar de las caídas de la última semana.

Claus Vistesen, el economista jefe para Europa de la firma, señala que la incapacidad de Cataluña de seguir adelante con la independencia es clave. En su opinión es muy poco probable de que la región que presidía Carles Puigdemont hasta el viernes siga adelante hasta diseñar una nueva estrategia para separarse de España. “Después de todo –afirma-, no tienen el apoyo de una estructura de gobierno para hacerlo”.

Hoy una encuesta del diario El Mundo apuntaba que los independentistas no tendrían mayoría en el parlamento que surgiese de las elecciones del 21 de octubre. Y eso que la mayor parte de los partidos independentistas ya han admitido que concurrirán al proceso, pese a la incertidumbre inicial de su reacción.

De acuerdo con Philippe Gijsels, estratega jefe de BNP Paribas Fortis, también ayuda a los mercados que el BCE continúa con su política de compra de activos (QE), lo que aporta bastante calma a los inversores.

Explica el experto  a la CNBC que “cuanto peor sea la situación geopolítica, mayor expansión monetaria habrá”. En su opinión, si la situación empera el BCE dará un paso adelante para proteger la recuperación económica de la eurozona.

Por otro lado, explican los expertos que los datos de crecimiento de la economía española siguen dando ánimos. Hoy se ha conocido que el PIB del país se expandió un 0,8% en el tercer trimestre, algo por debajo del 0,9% del periodo anterior.