Que España y que Cataluña no dejen de ocupar las portadas a nivel internacional un día sí y otro también no podía salir gratis. Según la firma de comunicación Kreab, un 55% de los inversores internacionales no van a considerar a Cataluña como un destino de inversión mientras dure la inestabilidad política. Es más, un 10% tampoco considerará a España.

 Según los resultados obtenidos en su último estudio, más del 80% de los encuestados considera que los últimos acontecimientos en Cataluña tendrán un impacto negativo o muy negativo en sus decisiones de inversión en la región. “De hecho, el 55% del total de profesionales consultados ha afirmado que no va a tener en cuenta Cataluña como destino de inversión mientras se mantenga esta situación”, afirman en Kreab.

 Es más, de acuerdo con este estudio, un 10% del total tampoco tendrán en cuenta el resto de España en sus inversiones en el actual escenario. Esto ya tiene consecuencias y un 15% de los inversores encuestados reducirá ligeramente sus inversiones en el conjunto del país, dado el actual contexto.

En Cataluña

Del total de inversores consultados que asegura que mantendrá sus inversiones en Cataluña a pesar de este escenario (un 45%), el 15% ha afirmado que va a reducir considerablemente sus inversiones en la Comunidad Autónoma y un 10% lo hará ligeramente. Por el contrario, sólo el 15% de estos inversores considera que la crisis en Cataluña no va a afectar negativamente a sus estrategias. 

El pasado mes de julio, cuando Kreab elaboró la segunda edición del informe ‘Spain as an Investment Opportunity’, el resultado arrojaba un notable optimismo sobre España como destino de inversión, aunque los encuestados consideraban que la incertidumbre política era el principal factor de riesgo a la hora de invertir en nuestro país. Ahora que el conflicto independentista en Cataluña se ha agudizado, parece que los inversores están posponiendo sus decisiones de inversión e incluso reduciendo su exposición a la región con el objetivo de reducir el riesgo.