La inmobiliaria Tremón ha decidido abandonar sus planes de salir a bolsa. La firma, que tenía previsto debutar en el parqué este viernes, retrasó hace unos días su colocación hasta el próximo 19 de diciembre por problemas técnicos y finalmente ha optado por suspender todos los planes de convertirse en una nueva cotizada.