"Vengándose, uno se iguala a su enemigo; perdonándolo, se muestra superior a él." Francis Bacon

La indiferencia es un sentimiento y ó postura hacia algo o alguien caracterizado por no ser ni positivo ni negativo, intermedio entre el desprecio y el aprecio; y relacionado con la absoluta apatía. Dicha indiferencia es un estado emocional controlable y controlado que nos ayuda a asumir los errores con naturalidad y a disfrutar del éxito sin la soberbia que se dispara fruto del éxito ocasional. Una persona exitosa, es capaz de sentir indiferencia delante de sus éxitos y de también ante sus fracasos, puesto que su vida consiste en ponerse metas y lograrlas o desecharlas con naturalidad siguiendo un proceso continuado de acción reacción, aprendiendo de los fracasos que le permiten aprender a superar nuevas metas. El Trading, mi tan amado Trading, es parte esencial de la naturaleza humana, pues al fin y al cabo éste no es más que comerciar, y en nuestro sistema capitalista comerciar es la base de nuestras acciones más cotidianas. Sin embargo, la no asunción de que el fracaso retroalimenta nuestro éxito, hace que muchas personas abandonen precisamente a un paso de que llegue ese tan ansiado éxito. Nunca deberíamos de gratificarnos de que las cosas salgan, pues al fin y al cabo es el propósito de nuestro esfuerzo, del mismo modo que nunca deberíamos decaer por las dificultades que exige un reto. Todo va relacionado y en nuestras manos a veces no está que las cosas sucedan o no, simplemente está la ilusión, empeño y ganas. Incluso Rafa Nadal, cae en la primera ronda de Wimbledon, ¿deja por ello de ser el mejor tenista español de toda la historia? ¡No!, simplemente es un suceso más, que no resta para nada en su exitosa carrera, al contrario, la agranda, pues el hecho de perder engrandece la leyenda de un currículo tan laureado que se hace extraño verle perder.

La semana pasada formamos parte del evento de Trading más importante de España, en el que grandes profesionales del país se dieron cita, gracias a la innegable labor de Estrategias de Inversión para exponer de un modo u otro, las diferentes posibilidades que ofrece el Trading. La experiencia como siempre, ha sido increíble y poder compartir mi pasión con cientos de traders es una experiencia única. Todos sabemos que el Trading es muy pasional, me ocupa y me preocupa, pero me da vida.
El evento requiere momentos previos de preparación de análisis exhaustivo del mercado y saber manejar muy bien los tempos. Tener un equipo es una clara ventaja y un apoyo indudable y poder exponer alguna de nuestras estrategias públicamente es algo que sinceramente, me enorgullece. El mercado nos brindaba múltiples operaciones y seguíamos en el mismo punto que seguimos en estos momentos, corrección severa de las bolsas con la bolsa europea como foco de atención y cierta tensión en la prima de riesgo. El análisis de partida radica en tratar de aprovechar la recuperación europea que tantas veces he defendido y defiendo, pues al fin y al cabo, como Trader macro, entre otras disciplinas, me gusta comprender los sucesos que mueven los diferentes mercados a largo plazo. Si tengo el feeling correcto, en el Swing Trading y en el day trading es clave bajar el macro a nuestra operativa y por ello traté de exponer brevemente como selecciono valores. Sin embargo, un Trader es flexible y a veces el mercado no nos da la razón. Cuando eso sucede, simplemente tenemos que aprovecharnos del mercado pero sabiendo que vamos en contra de nuestro “base case”. En estos casos, lo que hago es arriesgar menos, medio lote de riesgo por trade. Un fallo en mi escenario macro se plantea tácticamente como menos riesgo por trade y menos riesgo por trade es menos dolor en caso de fracaso. El dolor no viene por el dinero per se, más bien por el desgaste emocional de ir en contra de mi idea inicial. Sin embargo, asumo que a veces no hay certeza y debemos modificar nuestra estrategia dado el dinamismo del mercado, pues como decía la indiferencia es clave para el control mental y sin éste, es muy complicado tener éxito en el Trading.

Durante la mañana, antes de nuestra ponencia controlamos el mercado y planteamos una estrategia que buscaba ajuste de sobreventa generalizada, lo que nos permitía comprar bono, bolsa y divisa. Durante la apertura americana buscamos oportunidades en renta variable, pero la fortaleza mostrada durante toda la sesión hizo que nos decantáramos por USA. El gap del Dow Jones era propicio para buscar un gap de escape alcista que diera continuidad al movimiento de apertura. En este caso tratamos de comprar en máximo creciente tras la primera vela de 15 minutos. Este era el Set Up, luego planteábamos el resto de partes que componen un sistema de Trading; el Stop Loss, el Break Even, la Gestión Monetaria y el Take Profit. Desafortunadamente no pudimos enseñar el trade en directo, sin embargo durante la sesión se ejecutó y el mercado nos pudo ofrecer un buen trade. Sin embargo, sí pudimos advertir dos oportunidades de Trading, buscamos cortos en arranque en break out con el EUR/JPY y continuación de tendencia en el Bund.

El Bund venía de realizar un giro importante durante la mañana y tras evaluar la pausa y la apertura americana, vimos correlación positiva entre bono y bolsa, caso atípico pero que reafirma la tesis de rebote general tras el desplome indiscrimado de activos.



Tras la pausa compramos Bund alrededor de 141 puntos tras la apertura americana con un Stop Loss de 2 ATR en los 140,70. Propuse una estrategia de gestión monetaria de 2 veces ATR por cada nuevo lote, exigiendo al movimiento direccional tendencia para acompañar la subida con protección de capital. Los puntos fueron planteados y las ordenes introducidas en el sistema. En ese punto, nos olvidamos del precio y toda la atención queda en manos del sistema de salidas. Las salidas se pueden ejecutar de muchas formas, pero mi propósito en el Trading Room 2.013, era plantear la forma más común y simple de ejecutar salidas de Swing Trading, el parabólico SAR.



Como suelo hacer, modifico la escala temporal para buscar volatilidad y maximizar el ratio riesgo/recompensa. Otro de los puntos que comentamos, fue acomodar el Stop a una condición reafirmada por un mínimo decreciente. El parabólico SAR es una referencia en precio y una vez contrastada por el precio, exijo que éste nuevamente nos marque un mínimo decreciente, para confirmar la salida. Hay que dejar margen al mercado y como decía, sentir indiferencia. Pues la comprobación de sucesos gracias al plan de Trading me ha enseñado empíricamente, que si soy generosa con el mercado, el mercado lo es conmigo. La salida finalmente sucedió el día 28 de Junio a 141,65 puntos. El mercado decidió parar el movimiento Swing en gráfico horario y pude rentabilizar un total de 65 puntos. Sin embargo, la gestión monetaria nos permite aprovechar más el rango con menos riesgo. Lógicamente la última entrada nos resta rentabilidad, pero si logramos una tendencia de mínimos podemos exprimirla al máximo. Afortunadamente, las órdenes expuestas en el evento en directo se ejecutaron durante el próximo día entrando hasta 4 lotes, en 141.18, 141.40 y 141.64. De un movimiento direccional de 65 puntos logré rentabilizar 138 puntos en dos días de Trading, con un riesgo de 22 puntos, y un ratio rentabilidad/riesgo de 6 veces nada desdeñable. Como expuse en mi conferencia, el dinero está en la tendencia y las tendencias son cuantificables. Nuestro trabajo no consiste en inventar ni en predecir las tendencias, sí en eliminar el sesgo emocional con indiferencia y no hacer asociaciones de consumo con la volatilidad, simplemente entender la estrategia y ejecutar sabiendo que tendremos un elevado número de trades perdedores.



En el EUR/JPY sin embargo a pesar de que las cosas sucedieron a priori mejor de lo esperado, entrando cortos en los 127 puntos aproximadamente, tras la ruptura de un triángulo rectángulo de continuación, la estrategia planteada nos permitió añadir un nuevo lote en posición corta poco después de abrir el primer lote. En ocasiones las rupturas se aceleran y nos permiten piramidar las posiciones para maximizar las ganancias, sin embargo a pesar de la aceleración bajista del JPY, el mercado encontró soporte en 126,55 para rebotar con fuerza. Piramidar las posiciones no está exento de riesgos y lógicamente me gusta hacerlo en mercados muy líquidos y de cotización continuada para evitar gaps, el principal problema del apalancamiento. Pero operar en el mercado Forex no es lo mismo que comprar Pescanova o Bankia. Por supuesto, esta estrategia no es válida para toda clase de activos, pero no se necesita más que sentido común para llegar a dicha conclusión. Finalmente, tras la segunda entrada, buscamos Stop Break Even a mitad de rango para cubrir el total del capital con el doble de posición. Finalmente, el giro del mercado nos sacó del él con beneficios 0€ y renunciando a 0.55 pips de JPY.

No olviden que la indiferencia marca la posibilidad de renunciar muchas veces a pequeñas ganancias que sin ser nada desdeñables, a veces nos impiden lograr ratios recompensa/riesgo de 6/1 o incluso muy superiores que únicamente son posibles si utilizamos tácticas avanzadas de gestión monetaria. Y es también la indiferencia a las ganancias lo que nos permite no hacer asociaciones de consumo, que nos pueden llevar a arrepentirnos de un trade. Un Trader profesional nunca debería pensar en aquello que ha perdido como algo no recuperable, más bien como un coste de oportunidad para comprar más barato o vender más caro. Al fin y al cabo, la psicología es parte esencial del Trading y la estrategia nos permite controlar las emociones al ceñirnos a un plan que simplemente hay que ejecutar. Entonces, mi trabajo como Trader, no pasa por predecir nada, simplemente por estudiar cada operación y adaptarla al entorno económico actual para tener un sistema más dinámico y flexible que me permita ilimitar las ganancias más allá de lo que nos diga un simple gráfico.

Podrán visualizar nuestra conferencia en el Trading Room 2013 y la operativa de la misma en diferido, mediante la grabación audiovisual que se realizó en el evento. ¿Dónde? en la zona Premium de esta casa.