El consorcio liderado por Texas Pacific Group (TPG) y British Airways (BA) ha renunciado a presentar una opa por todo el capital de Iberia, al tiempo que la compañía aérea británica ha desistido de ejercer el derecho de tanteo sobre el 13,5% de la aerolínea española que va a comprar Caja Madrid. Por su parte, el consejo de administración de esta caja de ahorros ha acordado continuar con la adquisición a un precio de 3,6 euros por acción del 7,07% de Iberia en poder de BBVA por 250 millones de euros y del 6,42% que posee Logista por 220 millones, señalaron a Efe fuentes de la entidad financiera.
La comunicación del consorcio, en el que también participan los socios españoles Vista Capital, Ibersuizas y Quercus, fue remitida por Iberia a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En ella, el grupo liderado por la sociedad de capital riesgo TPG rrecuerda que "siempre hemos manifestado que para nosotros era indispensable que la eventual formulación de una opa se realizara sobre la base de un planteamiento amistoso respecto al consejo de administración, los accionistas del núcleo estable, gestores y autoridades". El consorcio considera que su proyecto mantenía "la españolidad e independencia de Iberia (dado que los socios españoles cuentan en el mismo con la mayoría accionarial y con control efectivo)", que contaba con financiación y que estaban esperando a conocer la aceptación del núcleo estable de accionistas. En la carta muestran su convencimiento de que "la alternativa propuesta reúne todos los requisitos necesarios para garantizar el futuro de Iberia y la consecución de sus objetivos a largo plazo de forma inmejorable". Entre estos figuraban el "crecimiento de la compañía mediante la consolidación y desarrollo de su liderazgo en el tráfico entre Europa e Iberoamérica y reforzar la posición de Iberia en el aeropuerto de Madrid-Barajas". BA no ejerce su derecho de tanteo Por su parte, BA ha anunciado a la Bolsa de Londres que renunciaba a ejercer su derecho de tanteo sobre las acciones de Iberia propiedad del BBVA y Logista y aseguró que conversará con Caja Madrid "para maximizar" el valor de su relación con la compañía aérea española. BA adopta esta decisión porque, en virtud de un acuerdo firmado en 1999, cualquiera de los accionistas centrales de Iberia que quisiera vender sus títulos tendría el derecho de tanteo y compra sobre ellos. Aunque la decisión de BA allana el camino para que Caja Madrid aumente su participación en la aerolínea española hasta el 23,42%, frente al 10% que tiene en la actualidad, BA ha recalcado la importancia de su paquete accionarial. Con una participación en torno al 10%, BA y Caja Madrid son los máximos accionistas de Iberia: El resto del núcleo duro lo integran BBVA (7,07%), Logista (6,42%), El Corte Inglés (2,9%) y varios fondos y entidades financieras que poseen el 0,64%, en tanto que la SEPI posee el 5,2% y el 57,99 restante está en bolsa.