La empresa automotriz japonesa Toyota anunció hoy que sufrió una pérdida trimestral de 77.820 millones de yen (819 millones de dólares) y que seguramente sus números rojos disminuirán al concluir el año fiscal pese a la revalorización del yen y la recesión mundial.