El consejero delegado de Toyota España, Daniele Schilacci, señaló hoy, durante la presentación en España de la tercera generación del híbrido Toyota Prius, que el mercado nacional de automóviles cerrará el presente ejercicio con un volumen de ventas cercano a 800.000 unidades. Schilacci resaltó que durante los tres primeros meses del año las ventas de automóviles en España siguen con la tendencia experimentada durante la parte final de 2008, y afirmó que entre enero y marzo la caída de matriculaciones en España rondará el 40%. "El primer trimestre de 2009 estará claramente por debajo del año pasado", aseguró. El consejero delegado de la compañía indicó que la situación de retroceso de ventas de coches en España se mantendrá a no ser que "llegue un factor externo importante", como puede ser la puesta en marcha de incentivos directos a la compra de vehículos.