La compañia japonesa Toshiba ha anunciado que entre abril y diciembre, los nueve primeros meses del año fiscal nipón, perdió 68.300 millones de yenes (545 millones de euros), un 43 por ciento menos que en el mismo período de 2008. Su resultado operativo, por actividad ordinaria, en esos meses fue positivo, y supuso un beneficio de 12.900 millones de yenes (103 millones de euros) frente a los 176.170 millones de yenes (1.406 millones de euros) perdidos entre abril y diciembre de 2008.