Las bolsas asiáticas han cerrado la primera jornada bursátil de la semana de forma mixtas, aunque los cambios han sido ligeros en ambos sentidos, siguiendo la misma tónica de las bolsas europeas y americana, destaca Dracon Partners EAFI.

Así, las bolsas asiáticas se muestran prudentes ante la escalada de la tensión geopolítica en Oriente Medio, la cual ha llegado, aunque de forma muy tímida, incluso a China, además de las posibles políticas que puedan adoptar los principales fabricantes para atajar las medidas concernientes a atajar el aumento de la inflación. De esta forma, el índice Nikkei cerró un ligero avance del 0.14% , para terminar en los 10.857,53 puntos. Por su parte, el Índice Hang Seng bajó un 0.47%, situándose en 23.485,42 puntos, mientras que el S&P/ASX 200 cerraba bajando un 0.74% hasta los 4.900.00 puntos.

En el plano empresarial, Woodside Petroleum,el segundo mayor productor de gas y petróleo de Australia, dijo que su beneficio creció el año pasado un 7% por el aumento de los precios y de las ventas. Esto supone situarse en la parte alta de las estimaciones de los analistas. Excelente comportamiento del sector minero, donde las dos principales empresas del sector, BHP Billion y Rio Tinto están en una situación financiera tan propicia, que tiene muy pocas necesidades de pedir dinero prestado.

En el mercado de divisas, el Yen ascendía un 0,07% hasta los 83,12Y/$, el Won sur coreano se depreciaba un 0,53% situándose en 1.118,03 W/$, el Ringgit malayo por su parte se depreciaba un 0,05% situándose en 3,0360Rg/$.