Toll Brothers registró durante el tercer trimestre de su año fiscal una pérdida de 472,3 millones de dólares, que  se que se compara con la pérdida de 29,3 millones del mismo período del año pasado. El resultado trimestral fue afectado por cargos relacionados con impuestos y rebajas contables. Pese al aumento en la pérdida, la constructora estadounidense de viviendas señaló que observa señales de una estabilización en el mercado inmobiliario.