La constructora estadounidense Toll Brothers registró pérdidas de 83,1 millones de dólares (58 millones de euros) al cierre de su segundo trimestre fiscal, lo que representa una mejora del 11,3% respecto a los 'números rojos' del mismo periodo del ejercicio anterior. La principal compañía constructora de EEUU en el segmento de viviendas de lujo se vio beneficiada por el menor volumen de amortizaciones asumidas durante el trimestre, mientras que su cifra de negocio retrocedió un 51,3%, hasta 298,3 millones de dólares (280 millones de euros).
Toll Brothers vendió 648 viviendas en el segundo trimestre, un 46,5% menos que hace un año, mientras que firmó contratos sobre 582 inmuebles, un 37,3% menos, y su cartera de pedidos alcanza un total de 1.581 unidades, un 47,9% menos.

De este modo, en los seis primeros meses de su ejercicio fiscal, el grupo constructor registró pérdidas de 172 millones de dólares (121 millones de euros), un 17,6% menos que en el mismo periodo de 2008, mientras que su cifra de negocio bajó un 51%, hasta 807,3 millones de dólares (568 millones de euros).

El presidente y consejero delegado de Toll Brothers, Robert I. Toll, destacó que "ante los tipos históricamente bajos y el elevado grado actual de accesibilidad a la vivienda algunos compradores de vivienda parecen regresar al mercado", aunque reconoció que la incertidumbre sobre el empleo y la economía continúan afectando negativamente a la hora de formalizar en contratos los depósitos.