El conglomerado industrial alemán ThyssenKrupp espera que sus ventas en China aumenten más del triple en los próximos cinco años hasta 5.000 millones, dijo el viernes el consejero delegado Ekkehard Schulz. Las ventas actuales de la compañía son cercanas a 1.500 millones en China, señaló Schulz en una conferencia con analistas. ThyssenKrupp señaló que parte de su estrategia de crecimiento pasa por aumentar su presencia en mercados emergentes como China, India y Brazil.