El gigante alemán ThyssenKrupp, dedicado a la producción de acero, estudia eliminar miles de puestos de trabajo, la mayor parte de ellos en el extranjero, informa el periódico Handelsblatt, citando fuentes de la compañía. El periódico dijo que un portavoz de la compañía declinó hacer comentarios al respecto y se limitó a señalar que el consejero delegado de ThyssenKrupp, Ekkehard Schulz, dará una conferencia el viernes. Se espera también que el consejo de supervisión decida ese día su nueva estrategia internacional para ahorrar 500 millones de euros, señaló el rotativo.