El grupo de información financiera Thomson Reuters ha decidido simplificar su estructura y dejará de cotizar en la Bolsa de Londres, informa el diario Financial Times. Esa decisión pone fin a un período de dos años marcado por fuertes disparidades en la cotización de la compañía según se tratase de la Bolsa de Londres o la de Toronto. Las acciones británicas de la compañía se cotizan a un 10% por debajo de las norteamericanas y un 95% de los títulos están actualmente en manos de accionistas no británicos. Mejorando la liquidez en las acciones canadienses, entre las que está la mayoría de las acciones de control de la familia Thomson, que representan un 55% del capital, el grupo confía en aumentar su atractivo de cara a los inversores y facilitar eventuales ampliaciones de capital.