El grupo francés Thomson tuvo 20 millones de euros de pérdidas en el primer semestre, comparados con los 71 millones negativos que había encajado en el mismo periodo de 2006. El resultado operativo disminuyó a 101 millones de euros, cuando en la primera mitad del pasado año había sido de 108 millones, indicó Thomson en un comunicado. La empresa explicó que el resultado operativo incluía una serie de cargas excepcionales, como los costos de reestructuración de 64 millones de euros, aunque puntualizó que esas cargas se vieron compensadas por productos excepcionales que resultaron de operaciones inmobiliarias y de la evolución del plan de pensiones.