El operador turístico Thomas Cook podría tener que fusionarse con su rival alemán Rewe tras la quiebra de su mayor accionista, el grupo alemán Arcandor, informa hoy el diario "Financital Times". Arcandor, que posee un 53 por ciento de Thomas Cook, se declaró insolvente este martes después de que el Gobierno alemán le negara la concesión de avales del fondo de ayudas para empresas afectadas por la crisis y de créditos de emergencia. De la solicitud de insolvencia presentada por Arcandor está, sin embargo, excluida la división turística Thomas Cook, junto a Primondo-Specialty Group con sus filiales y sociedades de participaciones, así como la emisora de ventas en casa por televisión HSE24. Las acciones de Thomas Cook, segundo operador turístico británico por tamaño, subieron un 10 por ciento después de que Rewe, empresa del sector alimentario y turístico, anunciase su interés en una eventual fusión.