Testa Inmobiliaria distribuirá mañana entre sus accionistas un dividendo bruto de 0,143 euros. El pago del dividendo fue acordado el pasado 30 de octubre por el Consejo de Administración de Testa Inmobiliaria y se hará con cargo a las cuentas del presente ejercicio. Una vez deducida la retención del 18% que Hacienda aplica a este tipo de retribución al capital, los accionistas de la inmobiliaria percibirán 0,117 euros por acción.