La inmobiliaria patrimonialista Testa ha incrementado un 239,8 por ciento su beneficio neto a marzo hasta los 65 millones de euros, gracias en parte a la venta de un centro comercial en Madrid. La inmobiliaria filial de Sacyr Vallehermoso mejoró sus ingresos en un 3,6 por ciento a 70,4 millones de euros y su resultado bruto de explotación subió un 2,6 por ciento a 57,4 millones. Testa explicó que los resultados han estado marcados por unos ingresos extraordinarios por la venta de un centro comercial en Madrid y otros activos "de menor importancia", que han generado unas plusvalías contables de 63,8 millones de euros.