El Departamento del Tesoro de Estados Unidos lanzó el miércoles su iniciativa de 5.000 millones de dólares para ayudar a estabilizar a las agobiadas proveedoras de autopartes del país.  El Tesoro señaló que el programa protegerá empleos en Estados Unidos y dará a General Motors  y Chrysler  acceso a las piezas para vehículos que necesitan.  Aunque la dependencia proveerá financiamiento a través de su fondo de rescate financiero de US$700.000 millones, Chrysler LLC y GM serán las encargadas de tomar decisiones. El Tesoro informó que las proveedoras interesadas en participar en el programa deberían contactar directamente a Chrysler y GM.