La cadena de supermercados Tesco incrementó su facturación a nivel mundial durante su tercer trimestre fiscal, que concluyó el pasado 24 de noviembre, un 11,8% respecto al mismo periodo del ejercicio precedente, informó hoy la compañía. Las ventas de la compañía británica se vieron beneficiadas por el incremento del 25,7% en su facturación internacional, especialmente en los mercados asiáticos y de Europa Central. Las ventas en Reino Unido, su principal mercado, aumentaron un 7,6% en términos absolutos, mientras que la facturación en términos comparables aumentó un 4,8%.