Tesco ha aumentado sus ventas en tiendas comparables en Reino Unido un 3.5% en el semestre cerrado el pasado 25 de agosto, primero de su ejercicio fiscal. El crecimiento de la cadena de supermercados está por encima de las estimaciones de los analistas, que esperaban un alza del 3%. Los ingresos del grupo, que excluyen la venta de combustible, se han disparado un 23.1% en el mismo periodo.