La renta variable española despierta con ánimo comprador pese a las referencias mixtas del último cierre al alza de Wall Street pero a la baja del Nikkei japonés. El buen dato de venta de viviendas nuevas en EE.UU pesa más en el ánimo de los inversores y el Ibex 35 suma un 0,43 por ciento en la apertura hasta los 13.509 puntos . Se ve impulsado por el buen tono de valores como Telefónica y BBVA, en un día en el que Sniace amanece suspendida de cotización en el mercado continuo y en el que el resto de plazas europeas arrancan en positivo. En el mercado de divisas, el euro reposa en su cambio con el billete verse y se cambia por 1,5735 dólares, mientras que la tranquilidad se mantiene en el precio del crudo. El futuro del barril de petróleo estadounidense se paga a 129,15 dólares.
Por debajo de los 130 dólares cuando tan sólo hace una semana se alcanzaban los 135 dólares por barril. Un retroceso - por especulaciones en torno a una bajada del consumo energético debido a la subida de precios- que concede cierta tregua a la renta variable y que se une al dato positivo de viviendas nuevas en EE.UU en el mes de abril. El aumento de esta tasa en un 3,3 por ciento –por encima de las expectativas- ya le ganó la partida anoche en Wall Street a una nueva caída de la confianza del consumidor al otro lado del Atlántico. Y eso se deja notar este miércoles en la apertura de las plazas europeas. En el caso español, el rebote llega sobre todo a Iberia. Iberia, la que más alto vuela Las acciones de la aerolínea se colocan en el primer puesto del ranking de revalorizaciones del Ibex 35 en la apertura, al sumar un 1,4 por ciento, seguido por Cintra, Acerinox y Abengoa, que avanzan más de un 1 por ciento en un día en el que los pesos pesados muestran un tono mixto. El mejor es Telefónica (+0,99 por ciento)-mientras Telecom Italia niega que vaya a haber fusión entre ambas-, el Santander gana un 0,6 por ciento y el BBVA un 0,4 por ciento. Por el lado negativo se sitúa Repsol, que junto con Gas Natural ha elevado de 260 a 2.000 millones de euros la demanda de daños y perjuicios por la ruptura del proyecto conjunto que planeaban con Sonatranch en Argelia. Las acciones de la petrolera se dejan un tímido 0,04 por ciento. En negativo se coloca también Iberdrola, al ceder un 0,5 por ciento y liderar los retrocesos del selectivo del continuo. Su filial de energías renovables sube, en cambio, un 0,8 por ciento después de que Alberto Cortina Koplowitz haya vendido un millón de acciones de Iberdrola Renovables a un precio unitario de 5 euros por título, con lo que el importe de la desinversión asciende a 5 millones de euros. Con ganancias del 0,6 por ciento se mueve Unión Fenosa, después de que Cheuvreux ha mejorado su recomendación sobre la eléctrica española desde "infraponderar" hasta "sobreponderar" y haya reiterado su precio objetivo de 51 euros.