La indefinición se apodera del Ibex 35, aunque logra subir un 0,16 por ciento a media sesión. Los inversores no tienen muy claro qué tendencia tomar y optan por “dejarse llevar”, a la espera de que la apertura de Wall Street pueda arrojar algo de luz en forma de tendencia definida. La conclusión es que el Ibex 35 no se sale del guión ni del rango en el que se mueve en los últimos meses: se coloca en los 14.952 puntos. Acciona y Sogecable lideran las alzas, mientras que Unión Fenosa se coloca como farolillo rojo dentro del selectivo. En el resto de plazas europeas, comportamiento mixto, con subidas para Londres y París y retrocesos para el Dax Xetra germano del 0,11 por ciento.
Sigue la volatilidad en el mercado español. Tras un comienzo con alzas muy tímidas y después de caminar en terreno negativo, el mercado español regresa a media sesión a la senda de las alzas y aguanta sin problemas la cota de los 14.900 puntos. De momento, parece que "no se plantea atacar de nuevo" –sería la octava vez- los 15.000 puntos y se mueve en un rango muy estrecho al compás de las noticias empresariales. El comportamiento mixto de los pesos pesados es un reflejo del comportamiento errático del mercado. Así, Telefónica suma un 0,58 por ciento, Repsol avanza un 0,76 por ciento, BBVA recorta un 0,33 por cientoy el Santander está plano en los 13,98 euros en un día en el que el sector bancario vuelve a acaparar todas las miradas. Sector bancario El Santander apenas reacciona al anuncio de Barclays de que eleva su oferta por ABN Amro hasta los 67.500 millones de euros –de los cuales pagará 24.800 en efectivo-. A pesar de la mejora, con el apoyo de los gobiernos chino y de Singapur -que entrarán en el capital de la entidad británica-, la oferta del consorcio sigue siendo superior, por lo que Alberto Espelosín, de Ibercaja Gestión, señala que la nueva propuesta no hace sino “ añadir elementos de incertidumbre”. Al margen del Santander, los inversores tienen que estar muy pendientes de Bankinter, porque el banco ha realizado un split –desdoblamiento del valor nominal de las acciones-. Se trata de un split de cinco acciones nuevas por cada título actualmente en circulación, que reducirá el valor nominal de cada acción de 1,50 euros a 0,30 euros, sin alterar la cifra del capital social de la entidad. Con esta operación Bankinter pretende facilitar el volumen y la contratación de las acciones en el mercado, en línea con los valores de otras acciones cotizadas, propiciando además la entrada de accionistas minoritarios y ampliando en consecuencia la base accionarial. Los títulos de Bankinter suman un 0,31 por ciento y se colocan en los 12,85 euros.