El selectivo Ibex-35 se deja a media sesión un 3,4% y pierde de forma momentánea la cota de los 11.400 puntos. Se coloca en los 11.388 puntos lastrado por su principal blue chip, Telefónica (-7,52%) contagiado por el mal comportamiento bursátil de Vodafone(-14,10) –que ha revisado a la baja su facturación para el año que espera situarla en la parte más baja de la horquilla de entre 39.800 y 40.700 millones de libras (entre 50.070 y 51.202 millones de euros)- y las planas previsiones de Ericsson. Ferrovial e Inditex también se dejan más de 7 puntos porcentuales. El resto de las principales plazas europeas también se mueven en negativo. La moneda única, el euro, cotiza en el entorno de los 1,59 dólares. Y en el mercado de materias primas, los futuros del barril de petróleo West Texas se pagan a 131,89 dólares.
El selectivo del continuo mantiene, a media sesión, el mal tono con el que iniciaba la jornada y se deja un 3,4% hasta 11.388 puntos, empujado a la baja por la presión de su principal blue chip, Telefónica, que arrastra a la baja al índice con una importante caída del 7,52%. La operadora ha llegado a desplomarse un 8%, después de que la Sociedad de Bolsas ampliara su rango estático como consecuencia de su comportamiento bursátil. Y es que las cuentas presentadas por la mayor compañía mundial de telefonía móvil, Vodafone, y sus negativas previsiones de futuro está lastrando a todo el sector de las telecomunicaciones europeo. La gigante británico ha revisado sus objetivos de facturación para el año, que espera situar en la parte más baja de la horquilla de entre 39.800 y 40.700 millones de libras (entre 50.070 y 51.202 millones de euros), resultado de un escenario de "debilidad económica" y lastrada por la evolución del negocio en España. Tampoco ayuda que Ericsson haya reducido su beneficio neto un 63%, hasta los 4.500 millones de coronas suecas (475 millones de euros), durante la primera mitad del ejercicio 2008. Y sus previsiones para lo que queda de ejercicio son planas. Los anuncioa de Vodafone y Ericsson ponen a Telefónica entre la espada y la pared, ya que dará a conocer sus cuentas el próximo día 31 de julio. De momento, el banco de inversión JP Morgan ha rebajado hoy mismo su recomendación sobre la ocmpañía presidida por César Alierta hasta neutral. Si nos fijamos en el comportamiento del resto del sector en Europa, France Telecom retrocede un 3,7%, Deutsche Telekom pierde un 5,5% y Telecom Italiase deja un 5,6% y Kpn cede un 4,5%. El resto de los blue chips se colocan en negativo, a excepción de la petroquímica Repsol que gana un 1,52%, en un día en el que ha resultado precalificada en el proceso de licitación de más de 45 bloques de hidrocarburos situados en nueve cuencas exploratorias de Argelia. Los demás, los dos grandes bancos, el Santander recorta un 1,54% y el BBVA pierde un 2,32%. Y la eléctrica Iberdrola retrocede un 0,48%.