¿Quién dijo crisis?. A tenor de cómo terminarán el año la mayoría de los índices bursátiles tanto a este como al otro lado del Atlántico parece que 2007 no será, ni de lejos, un mal año para las bolsas mundiales. Sin embargo, no es “oro todo lo que reluce”y la subida de la mayoría de estos indicadores “es engañosa” según explican los expertos consultados por Estrategias de Inversión. Lo cierto es que el Ibex concluirá este año con una subida cercana al 8%, cumpliendo así las expectativas que se marcaba el mercado a principios del ejercicio, sin embargo, tan sólo 16 de las 35 compañías que componen el selectivo español cerrarán en positivo y en el mercado continuo más de la mitad de las cotizadas terminarán el año con recortes.
“De año brillante” en 2006 a “año excepcional” en 2007. Estas fueron las palabras utilizadas por el presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME) Antonio Zoido para resumir lo que ha sido este año que ahora acaba. Sin embargo, ¿2007 ha sido un año excepcional para la bolsa española?. Si bien en término de índices el saldo es positivo no así en término de valores, muchos de los cuales han vivido su particular “annus horribilis”, con caídas que en algunos casos superan el 86% de su cotización. En este contexto, Ana Rafels, analista de Bolsacash destaca que “el 60% de los valores del mercado continuo cierran 2007 con pérdidas, algo que contrasta –señala esta experta- con el repunte anual del Ibex, gracias sobre todo a Telefónica e Iberdrola”. Y es que, 2007 pasará a la historia por ser el año de los blue chips que han servido de auténticos soportes para los índices. Gracias a los grandes del parqué, no sólo el Ibex cierra el año al alza sino que el Dax –con Volkswagen, Deutsche Boerse o Siemens a la cabeza- concluye este 2007 con una revalorización del 22,29%. Subidas también para el Cac parisino, aunque algo más discretas, del 1,51% y para el footsie londinense que firma el año con un repunte del 4,12%. Al otro lado del Atlántico, valores como Merck, Intel, HP, Apple o Google han “soportado” estoicamente el peso del Dow Jones de Industriales que termina 2007 con una subida superior al 7%, del tecnológico Nasdaq que repunta algo más de un 20% y del S&P 500 que gana en torno al 4,3%. En nuestro país, las alzas del Ibex tienen a un sólo “culpable”: Telefónica, que concluirá el ejercicio con una revalorización anual del 37,84% y con sus acciones a 22,22 euros. Un repunte muy superior al registrado por sus homólogas europeas ya que France Telecom registra una subida del 17,66% mientras que la revalorización de Deutsche Telekom se queda en un tímido 8,53%. No obstante, las empresas de telecomunicaciones han sido el verdadero refugio en el que cobijarse tras la tormenta de la crisis subprime e incluso, la operadora presidida por César Alierta, figura como uno de los valores a seguir durante 2008. Samuel Sierra Serrano, analista de Eurofinanzasbolsa.com apuesta claramente por este valor porque “la tendencia de la operadora no ha sido rota y está haciendo máximos ascendentes”. Lo mejor y lo peor del año Al margen de Telefónica, Acciona cierra este ejercicio como el valor más alcista del año al revalorizarse un 53,69% con lo que supera, claramente el 45% de revalorización registrado en 2006. A su estela se colocan las acciones de Gamesa que registran una subida anual del 53,38% y que son una de las apuestas de inversión de cara al año que viene para Eduardo Bolinches, director de Bolsacash “aunque esperaría –dice- a comprar un poquito más abajo, en los 28,50 euros”. Según este experto “el año que viene habrá sorpresas entorno a este valor”. BME se coloca como la tercera cotizada más alcista del selectivo español al sumar un 48,74% de revalorización anual, beneficiada por los movimientos corporativos en torno al sector mientras que Gas Natural (33,44%), Iberdrola (25,60%), Altadis (25,37%) y Unión FENOSA (23,17%) se sitúan a su estela. Sin embargo, ha sido una compañía del continuo la que “ha brillado con luz propia” este 2007. Solaria –que salió al mercado el 19 de junio- acumula en estos seis meses de cotización una subida del 126,10% favorecida por el apetito climático y en energías renovables de los inversores. Mientras, con una ganancia anual del 103,31% cierra el año Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), gracias a la bonanza de sus beneficios –aumentó un 183,1% su beneficio hasta septiembre- y al incremento en su cartera de pedidos. En la cara opuesta, una inmobiliaria Astroc que cierra este 2007 con una caída del 87,43% hasta los 5 euros con lo que sitúa su precio por debajo incluso del precio de colocación que fue de 6,4 euros tras haber subido desde el 24 de mayo del 2006 un 487%. Otras empresas del sector se encuentran también entre los peores del año. Así dentro del Ibex, Inmobiliaria Colonial firma una caída del 97,13% mientras que Sacyr cierra con un recorte del 40,89%, FCC del 33,42% y Ferrovial del 34,93%. Fuera del selectivo español, en el mercado continuo, Urbas se deja un 78,62% este año, Renta Corporación un 55,23% mientras que Montebalito cae un 49,18%. 2007. Un año marcado por las OPV 2007, a pesar de la crisis subprime, será un año récord en lo que a salidas a bolsa se refiere. Clínica Baviera, Realia, Solaria, Almirall, Criteria, Codere, Fluidra, Renta 4, Rovi, Iberdrola Energías Renovables, y Vértice 360 han pasado este año a formar parte del escenario bursátil español con dispar comportamiento, ya que sólo cinco, de las once debutantes, logran saldar el año en positivo. En este año que ahora concluye se ha marcado un nuevo récord en el volumen efectivo de colocaciones de acciones en el parqué. En total y según los datos que aporta BME, la cantidad alcanza los 10.751 millones de euros, de los que, más de 8.500 millones corresponden a ofertas públicas de suscripción (OPS) de ampliaciones de capital realizadas por los debutantes en la bolsa. El resto se tramitó mediante ofertas públicas de venta (OPV). Alberto Roldán, director del Departamento de Análisis de Renta Variable de Inverseguros explica este boom en el hecho de que “el escenario bursátil para el año que viene no es tan positivo. No olvidemos que el éxito de una OPV –argumenta este experto- depende del contexto en el que se encuentren la bolsa y los mercados. El ejercicio ha sido en esta parte final del año bastante favorable y ha propiciado esta avalancha de OPV”. Sin embargo, según explica Xavier Cebrián, analista de Gaesco “las OPV que mayor éxito están teniendo fueron las que salieron en el primer tramo del año que se están comportando mejor que las que han salido en el último tramo, como Fluidra, Criteria, Codere o Renta 4”. Para el experto de Gaesco, “el incremento de la prima de riesgo de España como país ha forzado la colocación a la parte baja del rango de precios”. Una prima de riesgo algo más elevada que ha hecho que la aversión que los extranjeros tienen a España haya crecido durante 2007. Los temores a una recesión en el mercado inmobiliario y de la construcción –industria que sobresale frente al resto del Ibex 35- ha provocado que los inversores institucionales extranjeros sean cada vez más reacios a acudir a las OPV españolas. Radiografía de las OPVClínica Baviera debutó el 3 de abril en el mercado continuo con una revalorización del 27,72%, lo que sitúo sus títulos en 23,50 euros, 5,1 euros más que el precio de colocación que fue de 18,40 euros. El grupo oftalmológico y de estética que colocó en el mercado el 35,94% de su capital, acumula una subida en bolsa del 29,40%. La siguiente compañía en saltar al parqué fue Realia que debutó en jornadas de pérdidas generalizadas. La inmobiliaria –participada por FCC y Caja Madrid- y que puso en el mercado el 47,7% de su capital repite a finales de año su precio de colocación en los 6,50 euros. Algo bien distinto es lo que está ocurriendo con Solaria que acumula una subida desde su estreno en bolsa el pasado 19 de julio de algo más del 126%. Una subida que no asusta en exceso al mercado ya que como dice la gestora de Agenbolsa, Laura Proubasta, “nos gusta por el sector en el que se encuentra. Esperamos –asegura esta experta- que recorte un poco para consolidar niveles importantes, aunque sin duda, continúa siendo un valor que puede llegar a precios interesantes”. La cuarta compañía en debutar en el mercado español este 2007 fue Almirall que acumula una subida en bolsa del 15,05% desde el pasado 20 de junio. Fue sin duda, a mediados de año, la OPV que mayor expectación levantó entre los inversores, y no sólo porque salía con un descuento considerable respecto a la media del sector sino porque se trata de una empresa consolidada dentro de un sector –el farmacéutico- poco representado en nuestro mercado, según explicaba Eduardo Liñán, gestor de renta variable de Inversis Banco.Criteria, Codere, Fluidra y Renta 4, protagonizaron los estrenos bursátiles tras las vacaciones estivales, y a ninguna de ellas les ha ido demasiado bien, ya que como reconoce Alberto Roldán de Inverseguros, “la crisis crediticia en Estados Unidos ha pasado factura”. El saldo bursátil de todas ellas es negativo. Así, Criteria que salió al parqué el 10 de octubre, registra en estos momentos una caída del 1,52%. Algo peor lo hacen las acciones de Codere desde que el pasado 19 de octubre se estrenasen en bolsa. Se dejan un 13,33% , mientras que los títulos de Fluidra ceden un 7,38% desde su debut el pasado 31 de octubre. Sin embargo, la palma se la llevan las acciones de Renta 4 que, desde su estreno el 14 de noviembre, ya acumulan una caída superior al 12,4%. Rovi que debutó el 5 de diciembre en bolsa y ha ido dirigida sólo a inversores institucionales, al igual que sucedió con Codere y Solaria, registra una subida del 11,97%. Su presidente, Juan López Belmonte –que posee el 100% del capital de la farmacéutica- ha colocado el 34,78% en la OPV a lo que hay que añadir la opción de compra de los bancos coordinadores de la operación, tras la que el capital en circulación asciende al 39,99%. Una opción –asegura Nicolás López, director de Análisis de MG Valores- “defensiva, tranquila y una alternativa que podríamos recomendar”. Iberdrola Renovables se estrenó en el parqué español el pasado 13 de diciembre y lo hizo con una caída en su primer día de cotización del 2,83% hasta los 5,15 euros, aunque logra remontar el vuelo y cotiza ya con una subida del 6,60% hasta los 5,65 euros. Mientras, Vértice 360º que saltó al parqué el 19 de diciembre es la compañía que peor lo está haciendo desde su estreno bursátil ya que registra una caída cercana al 30%.