Telefónica se anotaba a media sesión la segunda mayor subida del Ibex-35 con un aumento del 1,81%, tirón que permitía al mercado español salir de las pérdidas registradas desde la apertura de la sesión. A media sesión, las acciones de la operadora de telecomunicaciones se cambiaban a 21,90 euros, frente a los 21,51 euros a los que cerraron el lunes, después de haber llegado incluso a superar los 22 euros.
Hasta esa hora, los inversores habían intercambiado 24,7 millones de "matildes" por valor de 535 millones de euros, con lo que se situaba como la cotizada más negociada del parqué. La compañía, cuya capitalización bursátil supera ya los 104.500 millones de euros, continúa ganando terreno apoyada en sus planes de negocio para los próximos años. En función de esas previsiones, el banco de inversiones estadounidense Bear Stearns, elevó hoy el precio objetivo de Telefónica de 21,6 a 24,6 euros. Desde que el pasado jueves presentara sus planes y anunciara el adelanto a 2008 del pago de un dividendo de 1 euro, Telefónica acumula una revalorización en bolsa del 13,35%.