Las acciones del grupo tecnológico sueco Ericsson ceden un 25,4% hasta las 19,68 coronas después de presentar un beneficio en el tercer trimestre un 36% inferior al de 2006. Además, Ericsson ha lanzado un profit warning. El beneficio neto ha caido a 4.000 millones de coronas, 437 millones de euros, desde las 6.200 millones registradas hace un año debido a las menores ventas en tecnología inalámbrica. Los analistas habían estimado un resultado neto de 6.140 millones de coronas suecas.
El Consejero delegado de la compañía, Carl-Henric Svanberg, ha avisado al Mercado que la caída en la demanda en Europa y América del Norte dañará los márgenes. Para el año que viene, el alto cargo prevé un contexto similar. “Son realmente malos”, según Greger Johansson, analista de Redeye AB, que revisará en los próximos días su consejo de compra del valor. “Son mucho peores de lo que se espera para el cuarto trimestre”. de previsiones ericsson ha anunciado adem un recorte de sus previsiones de resultados para el tercer trimestre del año debido a unos menores ingresos provenientes de la mejora y expansión de redes, lo que también ha afectado a los márgenes. El gigante sueco de infraestructuras espera ahora unas ventas de 43.500 millones de coronas suecas (unos 4.763 millones de euros), un beneficio operativo de 5.600 millones de coronas suecas y un flujo de caja negativo de 1.600 millones para el período. El resto de negocios mantienen las previsiones, según el consejero delegado Carl-Henric Svanberg.