En concreto, la financiación, con vencimiento en 2019, irá destinada a la adquisición durante los próximos dos años de bienes y servicios móviles del fabricante sueco Ericsson para las filiales en Europa y Latinoamérica de la firma.

La compañía presidida por César Alierta precisó que se trata de un préstamo pactado con un coste de financiación "atractivo" para Telefónica gracias a las alternativas que han ofrecido las agencias suecas de fomento de la exportación AB Svensk Eksport Kredit (SEK) y Eksportkreditnamden (EKN).