Telefónica está en disposición de ser "cada vez más una compañía abierta a cooperar con otras en el desarrollo de servicios y también para compartir infraestructuras, incluso cuando las empresas sean nuestros competidores", dijo a EFE el consejero delegado de Telefónica, Julio Linares. Telefónica firmó recientemente un acuerdo de compartición de infraestructuras con Vodafone para varios países.
Julio Linares apuntó en una entrevista que el grupo ya compartía emplazamientos en algunos países con otras operadoras y que el acuerdo con Vodafone es más amplio y prevé un futuro desarrollo.

El consejero delegado de Telefónica señaló que esta apertura de Telefónica se enmarca en el esfuerzo que está realizando para ser cada vez más una compañía más eficiente y competitiva.

Julio Linares hizo hincapié en que la crisis ha hecho que se refuerce esta estrategia ya que, aunque Telefónica es bastante resistente a la situación debido a sus diversificación geográfica, "no somos inmunes" y estamos trabajando para afrontar la situación.

Dentro de esta estrategia destacó el esfuerzo que la compañía está haciendo para atender las nuevas demandas de los clientes ante la crisis y adaptar la oferta de Telefónica a estas necesidades.

En estos días en los que se ha reunido el G-20 para estudiar la situación económica, las 25 operadoras de telecomunicaciones más importantes del mundo se han dirigido a esta cumbre para destacar el papel que puede tener el sector para ayudar a salir de la crisis si la regulación facilita la inversión.

El consejero delegado de Telefónica dijo a EFE que esta iniciativa se enmarca en que "el sector de las tecnologías de la información y la comunicación hoy no es un problema pero sí que podemos ser una solución en la recuperación de esta crisis porque tenemos una necesidad y una oportunidad, que es la construcción de las redes que necesita el futuro".

"Estas redes, dijo, tienen que ser con mucho más ancho de banda, con mucha más capacidad, con mucha más movilidad... y construirlas exige una gran inversión tanto en fibra como en tecnologías móviles de nueva generación".

Esta enorme inversión que se estima en más de 400.000 millones de euros "tendrá una repercusión muy positiva en el crecimiento del producto interior bruto y en la creación de empleo".

Por lo tanto, señaló Linares, "estoy plenamente convencido de que podemos contribuir decisivamente como sector a la recuperación de la crisis si tenemos el entorno regulatorio necesario para estimular esta inversión y la innovación".

En otro orden de cosas, reconoció el interés de su grupo por analizar la compañía alemana de ADSL Hansenet, que es una empresa propiedad de su socio Telecom Italia, que ha iniciado los trámites para su venta, y que, además, 
utiliza el servicio mayorista de Telefónica. El grupo está interesado, dijo, "pero no a cualquier precio".

Confía en Latinoamérica como base de su crecimiento

El consejero delegado de Telefónica, Julio Linares, subrayó que la operadora mantiene una "enorme confianza" en el potencial de Latinoamérica, donde la crisis no se está viviendo con la misma intensidad que en otras regiones y en la que se apoyará el crecimiento futuro de la multinacional. Destacó que Telefónica sigue teniendo un crecimiento muy importante en la región, y que Latinoamérica será la "base" del crecimiento futuro de la operadora.

En 2008, los ingresos de Telefónica en Latinoamérica crecieron un 10,4 por ciento, hasta los 22.174 millones de euros, por encima de los de España, que fueron de 20.830 millones.

El negocio de la región, donde ya hay más de 158 millones de clientes, supone el 38 por ciento del total.

El año pasado, Latinoamérica generó el 80 por ciento del incremento de los clientes y casi el 70 por ciento del crecimiento orgánico de los ingresos.

"En Latinoamérica no se vive la crisis con la misma intensidad que en otras regiones del mundo", destacó Linares.

En cuanto a las oportunidades de crecimiento que pueden presentarse en este contexto de crisis, Linares apuntó a los mercados de Brasil y México.

Sobre las perspectivas en China, donde Telefónica está presente a través de una participación del 5 por ciento en China Unicom, Linares destacó las oportunidades que ofrece este país y las perspectivas de seguir mejorando su posición en dicha compañía.

China Unicom, añadió, tiene 260 millones de clientes, es una operadora integrada móvil-fijo y usa el mismo estándar que Telefónica en móviles.