La filial mexicana de Telefónica mantendrá el servicio de voz, mensajes cortos y datos de todos sus clientes de móvil en el país a pesar de la advertencia de la Comisión Federal de Telecomunicaciones mexicana (Cofetel), que hoy anunció que el sábado se suspenderán las líneas de telefonía celular de los clientes no identificados.